Idiomas

El grupo de investigación SINBAD2 obtiene el primer Proyecto Europeo en I+D+i del Programa Horizonte 2020 para la Universidad de Jaén

El grupo de investigación de Sistemas Inteligentes Basados en Análisis de Decisión Difusos (SINBAD2) ha obtenido uno de los prestigiosos proyectos europeos en la línea de innovación e intercambio de personal dentro de la acción Marie Sklodowska-Curie RISE. Se trata del primer proyecto a nivel europeo que se concede a la Universidad de Jaén en la línea de I+D+i del Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea. La profesora del Departamento de Informática, Macarena Espinilla y el director del grupo, Luis Martínez serán los investigadores participantes en un trabajo que lidera y coordina Chris Nugent, catedrático de ingeniería biomédica de la Universidad del Ulster. El proyecto se titula ‘The use of computational techniques to improve compliance to reminders within Smart environments’. Su objetivo es la creación de una red internacional e intersectorial para facilitar el intercambio de personal para progresar en el desarrollo de tecnologías de recuerdo, dirigidas principalmente a personas con demencia, que se puedan desplegar en entornos de inteligencia ambiental. “La idea es la instauración de un conjunto de dispositivos, sensores y actuadores, dentro del domicilio de personas con demencia que permita recordarles sus actividades cotidianas, por ejemplo el horario para tomar sus medicamentos”, explica Macarena Espinilla. El proyecto abarcará cuatro años, arrancará el 2 de enero de 2017 y contará con una financiación de 1.084.500 euros. Los ejes vertebradores de la investigación se centrarán en ámbitos como la arquitectura informática, la bioinformática, la inteligencia artificial, los sistemas inteligentes o las redes de sensores. Los investigadores participantes se nutrirán del conocimiento en estas disciplinas mediante estancias en las sedes de los otros socios colaboradores para mejorar las sinergias en busca de las soluciones tecnológicas de recuerdo. En un futuro próximo, los entornos de inteligencia ambiental van a seguir una línea orientada a temas relacionados con salud, bienestar y promoción de la autonomía de las personas. “Es una de las directrices que se ha establecido a nivel europeo. La población está envejeciendo y nos encontramos ante el reto de mejorar su calidad de vida y acercarnos a un envejecimiento positivo e independiente”, incide Macarena Espinilla. Los entornos inteligentes son un área transversal. Para conseguir las soluciones propuestas, el proyecto necesita profesionales de entidades habituadas a tratar a personas con demencia, empresas especializadas que diseñen estos dispositivos electrónicos así como universidades que lleven a cabo la labor investigadora. Más información en el enlace.
Fuente: